Miesha Tate y Ronda Rousey realizaron la rivalidad más intensa jamás visto en la división de peso gallo femenino de la UFC. Las dos enemigas declaradas, se han enfrentado dos veces, una vez en Strikeforce y otra ya en el UFC, con dos victorias de Ronda. Pero ahora están en situaciones opuestas: Rousey viene de la derrota aplastante ante Holly Holm y Miesha acaba de golpear el verdugo de su enemigo, conquistando así el cinturón.

Aunque el mundo ha dado varias vueltas a la situación de las dos, Miesha reconoce que no tiene afinidades con Ronda.


Ella tiene su propia manera de pensar y me odiará hasta el día de su muerte. Para mí, está bien. Todo bien. No necesitamos ser amigas.

Dijo Tate

Incluso con su primera defensa del título oficial en julio, contra la brasileña Amanda Nunes, Miesha admitió que élla quiere hacer frente a su viejo rival de nuevo.

Tengo a Amanda delante de mí y yo no la subestimare. Pero en el fondo, la lucha con Ronda es algo que quiero que suceda. Ella pasa por un momento que ya ha pasado varias veces. Me incorporé y me giro. Pero la pregunta es: Ronda será capaz de recuperarlo? He estado escuchando cosas sobre ella en la prensa no esperaría escuchar de alguien que quiere dar la vuelta.


Finalizo Miesha Tate.
 
Top