Cuando Cat se enfrentó a Ronda Rousey iba con la vitola de invicta, que de nada le sirvió porque a tan solo 14 segundos del comienzo de la pelea era sometida por su adversaria.

Esa pelea que además de su primera derrota en las MMA, es la última que se le recuerda, fue el 28 de febrero del 2015 y desde entonces no ha peleado de nuevo y prácticamente no se la ha visto en todo este tiempo. Ha sido preguntada por si le gustaría pelear contra Miesha Tate y ha dicho:

"La pelea que más quiero es con Miesha, sin duda. Verla ganar en esa pelea encendió el fuego de mi espíritu para volver y enfrentarme a ella. Yo vencí a Miesha y ella heredó mi oportunidad por el título. Pero UFC va a hacer lo que tiene que hacer. Por supuesto que esta es la pelea que yo quiero y no puedo dejar pasar a esa oponente. Es una oponente valiosa y será una pelea valiosa.", dijo Zingano.



Durante la entrevista se le preguntó contra quien sería su próxima pelea y Cat se encargó de soltar el rumor de las posibilidades de enfrentamiento contra Miesha Tate:

"Estoy muy emocionada. Tan pronto como lo oigan, va ser algo increíble. Aún no puedo decir nada, pero va a ser épica y ustedes le encantará. Será al comienzo del verano. Mi cumpleaños es el 1 de julio, y será alrededor de él", dijo entre risas.


Muy buena pelea, revancha y dura prueba para Miesha Tate ante su verdugo.
 
Top